¿Cuándo y cómo puedo retirar mi dinero?

La ventaja de los planes de pensiones es su fiscalidad (los importes que aportas se deducen de tu base imponible del trabajo). El inconveniente es la poca liquidez de esta inversión: sólo se puede retirar el dinero en determinados casos definidos por la ley.

Concretamente uno puede rescatar su plan de pensiones o de EPSV en los siguientes supuestos:

  • Jubilación
  • Fallecimiento
  • Incapacidad laboral
  • Enfermedad grave
  • Paro de larga duración
  • A los 10 años de haber hecho la aportación (sólo para aportaciones hechas a partir del 01/01/2015, por lo que no se podrán rescatar en ningún caso hasta 2025)

Además, en el caso de los planes de EPSV (planes de pensiones vascos), las aportaciones se pueden retirar a partir de 10 años después de la primera aportación a cualquier plan de EPSV. Por ello, lo óptimo es hacer una primera aportación, aunque pequeña, lo antes posible porque a los 10 años de esta primera aportación toda la inversión en planes de EPSV del cliente será líquida (se podrá retirar).

En caso de encontrarte en uno de estos casos, podrás solicitar el rescate de tus planes de pensiones o de EPSV de distintas formas:

  • En forma de capital, lo cual es la opción fiscalmente más desaconsejable dado que los rescates tributan al tipo marginal del trabajo,
  • En forma de renta (mensual, trimestral, semestral, anual o a demanda cuando lo necesites), lo cual es fiscalmente más ventajoso porque permite repartir las rentas en distintos ejercicios fiscales, o
  • En una combinación de ambas.

Estos rescates, en forma de renta o de capital, se pueden realizar con bastante flexibilidad. Podrás:

  • Paralizar el cobro de la renta y reactivarla más en adelante
  • Modificar el importe
  • Pedir un pago adicional y seguir cobrando la renta
  • Rescatar todo el resto en forma de capital

Impuestos: en el momento de rescatar tu plan de pensiones, los importes rescatados tributarán como rendimiento del trabajo en tu declaración de la renta, o en la declaración de la renta de los beneficiarios del plan en caso de fallecimiento del partícipe (en caso de fallecimiento los planes de pensiones no están sujetos al Impuesto sobre Sucesiones pero sí al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los herederos). Más información en la pregunta ¿Tendré que pagar impuestos cuando retire el dinero?.

Deducción del 40% de las aportaciones anteriores al 01/01/2007: si se cobran en forma de renta, se pierde la deducción del 40% de la que gozan. Para poder disfrutar de esta deducción del 40% las participaciones derivadas de aportaciones realizadas antes del 01/01/2007 deben cobrarse en forma de capital único y en un plazo de dos años después de haberse dado la contingencia que da derecho al rescate del plan.

Recomendaciones: ver pregunta ¿Tendré que pagar impuestos cuando retire el dinero?.


¿Te ha resultado útil? No

¿No encuentras lo que estás buscando?

Nuestro equipo de soporte está aquí.