¿Por qué debería invertir (o no) en un plan de pensiones o de EPSV?

La principal ventaja de invertir en tu plan de pensiones o de EPSV (para los residentes en el País Vasco) es su fiscalidad ventajosa. El importe que aportas a tus planes de pensiones, hasta un máximo de 8 mil euros en planes de pensiones o 5 mil en planes de EPSV (ver más detalle sobre los máximos), o del 30% de tus ingresos netos del trabajo y actividades económicas al año, es deducible de tu base imponible general. De esta manera, puedes reducir tus impuestos hoy, y posponerlos a cuando te hayas jubilado, cuando probablemente tendrás ingresos menores y un tipo impositivo inferior. Al posponer el pago del impuesto, ganas también la rentabilidad obtenida del importe del impuesto diferido durante todo el tiempo que hayas tenido tu plan de pensiones.

Por contra, el principal inconveniente es que no es una inversión líquida:

  • Planes de pensiones: se puede rescatar el dinero pasado 10 años después de cada aportación o en determinados casos (jubilación, invalidez, paro de larga duración, enfermedad grave o fallecimiento).
  • Planes de EPSV: además de los supuestos de rescate de los planes de pensiones, también se puede rescatar el dinero pasado 10 años después de la primera aportación (si la priemra aportación es de hace más de 10 años, la inversión se puede retirar integramente en cualquier momento).
  • Más información en la pregunta “¿Cuándo puedo retirar mi dinero?”.
  • Otro inconveniente es que los rendimientos obtenidos de tu plan de pensiones o EPSV tributan como rendimiento del trabajo, por lo que para evitar un tipo marginal muy alto a la salida, probablemente tendrás interés en rescatar tu plan de pensiones en forma de renta y no de capital (más información en pregunta ¿Cuándo puedo retirar mi dinero?). No obstante, el rescate en forma de capital de las cantidades aportadas antes del 2007 se benefician de una reducción del 40% (sólo para planes de pensiones, no para planes de EPSV).

    Dependiendo del tipo impositivo marginal de cada uno, el ahorro fiscal será más o menos importante, y podrá aportar al inversor una rentabilidad adicional entre el 0,6% y 2,7% de su aportación cada año, o 18% a 122 % adicionales a 30 años según nuestra estimación.


¿Te ha resultado útil? No

¿No encuentras lo que estás buscando?

Nuestro equipo de soporte está aquí.